viernes, 27 de julio de 2012

Grave incendio forestal en Ujué.

.............
El día 25 a eso de las cuatro de la tarde me daban el alta en el hospital de Navarra tras hacerme una exploración cardiológica durante unos días.
¡Dos días sin tocar el ordenador! Ya sabéis que tipo de ansiedad sobreviene a quien pasa unos días sin encender el P.C ….
Algo así me pasó esta vez. En cuanto llegué a mi piso de Zizur encendí el portátil y oh sorpresa… Las noticias que había eran inesperadas e impactantes: El alto del Guarro en las cercanías de la Cruz del Saludo estaba en llamas.. ardía …..¡La cima del Guarro que en otros tiempos fue observatorio contra incendios estaba quemándose!
Y en medio del fuego el repetidor de TV, el de telefonía móvil y el observatorio meteorológico friéndose en medio de la vorágine!


Mis amigos de Ujué en Facebook iban informando y subiendo unas fotos que ponían los pelos de punta….
El pinar del alto del Guarro, otrora conocido como Urkamendia, estaba desapareciendo entre grandes llamaradas.
Y recordé aquellos capítulos de este blog dedicados a la Cruz del Saludo sita a unos metros de ese pinar.. y recordé este otro capítulo donde mencionaba que en estos parajes debió estar la horca para ajusticiar a los delincuentes..

 ¡La fisonomía de estos parajes estaba siendo destruida por el fuego! Una enorme tristeza se apoderó de mí.
Recordé aquel otro capítulo donde hablaba de los bosques de Ujué, de la regresión de la masa forestal en nuestro pueblo….
Y recordé cuan trabajosamente va repoblando la naturaleza los lugres abandonados por la agricultura y lo lento que es el crecer de las encinas y carrascas que van saliendo aquí y allá en un terreno necesitado de revegetación autóctona.

Y precisamente ahora en que en terrenos de Bescos se estaba dando este fenómeno de crecimiento y regeneración del monte natural, va y un incendio estaba destruyéndolo todo….


He conocido varias quemas de pinares, encinares y carrascales en Uxue. Varias de ellas fueron muy grandes y desastrosas.
Todavía recuerdo el imponente espectáculo de ver el pinar de Sule en llamas una noche de verano… allá cuando era niño..
Recuerdo también aquella quema en los años 80 que duró cuatro días en la que ardieron los términos de Lerbez, Sule, Basandia, Aldamara y los Berros… unas cuatro mil hectáreas…
O de cuando ardió la Sarria hace unos quince años…
Fue denigrante ver hace unos pocos veranos como ardía el alto de Aurino en dos agostos consecutivos…
 El año pasado fue un incendio en Bigas...Y ahora le ha tocado al alto del Guarro, a Bescos y a Retuerta. 


Afortunadamente hoy en día hay mejor dotación para luchar contra el fuego y hay coordinación que en casos como el de anteayer son esenciales para sofocar un incendio antes de que coja mayores proporciones.
En nuestro caso, la Agencia Navarra de Emergencias (ANE) envió en un primer momento efectivos de tres parques de Bomberos de Navarra y la Brigada Rápida de Intervención Forestal (BRIF) eficazmente apoyados por tres helicópteros y la avioneta del Gobierno de Navarra.

Con el avance de la jornada, fue preciso incrementar los efectivos, tanto por tierra como por aire, ya que el fuego amenazaba unos extensos pinares de San Martín de Unx y podía pasar hacia las faldas del alto de Txuxu de gran valor ecológico por su rica vegetación natural.

El nivel de emergencia subió al nivel 2, lo que supuso la colaboración de medios de comunidades limítrofes y del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

En total, llegaron a participar 70 efectivos de bomberos en tierra de los parques de Sangüesa, Tafalla, Cordovilla, Peralta, Lodosa y Burguete, apoyados por 19 vehículos y dos camiones cisterna de particulares.
Mientras, por el aire, participaron en las labores de extinción hasta diez aeronaves ya que a los medios navarros se sumaron tres helicópteros y tres aviones del Ministerio de Medio Ambiente y del Gobierno de Aragón.

Según cuentan los ujuetarras fue impresionante el despliegue de todas estas fuerzas y el constante ir y venir de aviones y helicópteros vertiendo agua en las zonas de más peligro.

Ayer vine de nuevo a Uxue. Ayer pude ver in situ el aspecto deplorable en que ha quedado toda esta parte de nuestro término municipal. A lo largo de dos km  de la carretera de San Martín de Unx a Ujué y con un fondo de mas de un km se divisa la magnitud del suceso.

El pinar destruido. Encinas y carrascales en proceso de regeneración, que en lentitud de años iban repoblando la zona de Bescos han sucumbido al fuego.

Ceniza, negrura de vegetación carbonizada… una vista dantesca que me hizo sentir desasosegado, impresionado, interiormente conmovido a la vez que se me hacia un fuerte nudo en la garganta….
                                                     ....................

Estos días no se habla de otra cosa en el pueblo.. La tristeza tras lo ocurrido es patente.. Desde el Gobierno de Navarra se han prometido ayudas para una próxima reforestación de la zona…

Ojalá que comprendamos el valor del bosque natural, Ojalá que la repoblación se haga pronto con especies autóctonas. Ojalá que potenciemos la conservación de lo que ya tenemos ya que en Uxue y allá donde la naturaleza es respetada la vegetación natural va reponiéndose con relativo éxito.
.......................

Fotos y vídeos sobre el incendio  en otros sitios de Internet:
Fotos Cruz Roja

Noticia en ETB.

La noticia del día después  en el Diario de Noticias de Navarra

 - El día después en Diario de Navarra.

- En la revista digital Hora Zona Media Navarra (Entrevista a la alcaldesa y amplio reportaje fotográfico)

- Ujué echa la culpa del fuego a la falta de prevención. Diario de Noticias de Navarra.
.............
 Imágenes de Ahora Zona Media sobre el incendio que se produjo en el pinar cercano a la Cruz del Saludo de Uxue. Archivo de vídeo compartido de AhoraZonaMedia:
..............

 El incendio en el informativo de NavarraTV:

 

miércoles, 25 de julio de 2012

25 de Julio 2012. Hace 500 años que nos invadieron, pero todavía vivimos.




El 23 de julio de 1512 el Duque de Alba entró en Navarra, acompañado de un ejército de 12.000 soldados, tropas a caballo  y armado con numerosas piezas de artillería.. 
El grueso del ejército invasor se detuvo primero en  torno al pueblo y  palacio de Arazuri, gobernado por un familiar del conde de Lerín y el 24 de julio ya estaban en la Taconera, a las puertas de la capital del Reyno. 
Pamplona intentó ganar tiempo  para intentar pactar condiciones ya que ese ejército doblaba en número a los habitantes de la ciudad.
La respuesta que recibieron del  Duque de Alba fue clara y concisa:

«No son los vencidos quienes imponen leyes a los vencedores, sino que las reciben de éstos. Marchad pues y comunicad a vuestros convecinos que, o se entreguen sin condición alguna, poniendo en mis manos todos los bienes eclesiásticos y públicos -en cuyo caso disfrutarán de absoluta libertad y de sus haciendas-, o si no les placen estas condiciones, sepan que han de pasar por todo lo que acontece en el asedio de las ciudades: matanzas, sin respetar edad ni sexo; incendio de las haciendas, tanto eclesiásticas como privadas, y saqueo de toda clase bienes.»

Como ya hemos visto en este mismo blog, la población de Navarra se alzó al menos tres veces en contra de los invasores pero al final el poderoso ejercito de ocupación se afianzó en nuestra tierra de manera definitiva.
Hoy que se cumplen 500 años de aquellos aciagos días, Vaya mi reconocimiento hacia todos los que lucharon para que nuestro Reyno sobreviviera sin depender de nadie. Han pasado 500 años pero Navarra sigue viva. 


.........................

lunes, 16 de julio de 2012

Las Navas de Tolosa. Mitos que perduran.


Tapiz representando a Sancho el Fuerte en las Navas
(Salón del Presidente, palacio de Navarra, Pamplona)
Hoy 16 de julio de 2012 se cumplen ochocientos años de una batalla fuente de diversos mitos que están muy arraigados en el imaginario navarro. Tan arraigados que para muchos es intolerable que alguien ponga en duda lo de Sancho el Fuerte y las cadenas del escudo de Navarra.

Desde niños hemos oído la gesta del rey navarro rompiendo el cerco de encadenados que protegía a Miramamolín rey o emir de los almohades… y creímos a pies juntillas que desde entonces el escudo de Navarra luce esas cadenas….

De niño leí al padre Jacinto Clavería en un libro de 1919 que las lanzas que lucen las verjas que encierran el presbiterio de Ujué eran las de los uxuetarras que fueron con Sancho VII el Fuerte  a las Navas…sin prueba alguna.

En cambio, poco oímos de la desanexión de Vizcaya y de la sucesivas invasiones castellanas que fueron mermando territorialmente nuestro Reyno por aquellas fechas.
Justo doce años antes de esta batalla, siendo Sancho el Fuerte rey de Navarra, Alfonso VIII de Castilla se apoderó de Álava, Gipuzkoa y el Duranguesado pese a lo cual el rey navarro fue a batallar al lado de los reyes de Aragón y Castilla.
La victoria cristiana y la participación del rey navarro en la batalla no supuso la recuperación de los territorios robados por Castilla.

Con el tiempo, y conforme he ido profundizando en el conocimiento de la historia de Navarra, estos mitos sobre  los trofeos conseguidos en esta batalla han ido cayendo poco a poco.

El primer mito relacionado con 1212 que se fue evaporando en mí fue el de las cadenas.

En este otro capítulo del blog hablé del escudo de Navarra en el santuario de Santa María la Real de Uxue. 
Aparte de mucho más ejemplos existentes en diversos lugares de nuestro Reyno, en ese capítulo pudimos comprobar que en ningún escudo de Navarra de época medieval tallado en el edificio de nuestro santuario, en ninguno de los escudos de Navarra representados en varios medallones que porta la imagen de la Virgen, ni en los escudos de  la caja del corazón de Carlos II y tampoco en los escudos de Navarra del cáliz de Carlos III se visualiza cadena alguna, pese a que esas representaciones son de hasta de doscientos años después de la dichosa batalla de Las Navas.

Otras cosas que están en entredicho son la batalla misma en cuanto a la cuantificación de los ejércitos contendientes y la firmeza del rey castellano pues ahora se sabe que a diferencia de los reyes de Aragón y Navarra, tuvo sus dudas antes de entrar en combate.

Reuniendo datos, fuesen muchos o pocos los caballeros que llevó Sancho el Fuerte, parece ser que el protagonismo que tuvo antes y durante la batalla es incuestionable. Lo que hay que  poner en tela de juicio es la cantidad de contendientes en uno y otro bando y la leyenda de que el escudo de Navarra luzca cadenas traídas de esa batalla.
                          ---------

Está en mis manos un libro que la editorial Pamiela editó hace un año. Se trata del “Estudio sobre la campaña de las Navas de Tolosa” obra escrita por un prestigioso arabista navarro ahora hace cien años.

Si hasta hace cien años a la hora de explicar esta batalla solo se tuvieron en cuenta fuentes cristianas, Ambrosio Huici las volvió a repasar y acudió también a fuentes musulmanas, a textos escritos en árabe, para comprender la época y la batalla misma.

Este libro es muy interesante. Causa sorpresa enterarse de cosas que el sabio navarro publicó hace cien años y que alguien de nuestra tierra decidió se mantuvieran ocultas hasta ahora.
Como resumen del trabajo de Ambrosio Huici os transcribo la presentación de su obra que hizo la editorial Pamiela:

 "El arabista Ambrosio Huici (Huarte, 1880) presentó en 1912 un trabajo demoledor al concurso con el que la Diputación Foral de Navarra pretendía celebrar el VII centenario de la batalla de las Navas de Tolosa (1212).

Pese a elogiar la apabullante erudición de Huici, el jurado dejó desierto el concurso: la rigurosa investigación histórica llevada a cabo por el de Huarte tiraba por tierra la leyenda navarra sobre el protagonismo de Sancho el Fuerte en tan crucial batalla de la «Reconquista».

Huici probaba que el ya muy mayor Sancho VII acudió a las Navas con unos 200 caballeros, por lo que el papel de los navarros fue escasamente relevante. 
Para la oficialidad, la osadía de Huici rayaba en lo intolerable al derruir el mito de las cadenas de Navarra, supuestamente arrancadas por el aguerrido monarca navarro en asalto a la tienda del rey moro Miramamolín.

Reeditamos el trabajo sobre las Navas de Tolosa de Ambrosio Huici para reivindicar desde su tierra la figura de un arabista, en su tiempo respetado internacionalmente, cuya honestidad y valía intelectual le costó el ostracismo en su tierra. 
La obra supuso un hito en los estudios críticos sobre las fuentes árabes, auténtico punto de partida para la reconstrucción objetiva de una batalla elevada a la categoría de heroica gesta nacional.

Roldán Jimeno, editor del libro, traza la andadura de nuestro arabista en un pormenorizado estudio que recorre su trayectoria personal e intelectual. La vida de Huici transcurriría a partir de 1912 en Valencia. Allí, represaliado por el franquismo, sería despojado de su cátedra y sufriría las duras consecuencias de la dictadura franquista. Valencia honra hoy su memoria con la calle Arabista Ambrosio Huici".
............................
NOTA
Respecto al número de los 200 caballeros navarros que combatieron en las Navas, Julio Altadill, otro gran estudioso y divulgador de nuestra historia, supuso en 1912 que cada uno de esos caballeros pudo haber llevado su mesnada por lo que, de ser así, el número total de navarros en esa batalla pudo rondar ente los dos mil y tres mil.  (Ver en formato pdf aquí).
-------------------------

Menciones al libro de Ambrosio Huici aparecidas en la prensa : 
Un concurso rechazó el estudio por negar mitos como que Sancho el Fuerte se hiciera con las cadenas de Miramamolín
Jesús Rubio. Diario de Navarra (2011-11-24)

La obra del fallecido Ambrosio Huici ha sido recogida por Roldán Jimeno
El arabista concluye que la aportación de Navarra a la contienda fue menor
Leire San Miguel. Diario de Noticias (2011-11-24)
...............................................

Biografía de Ambrosio Huici. Reseña de la batalla de Las Navas:
Ambrosio Huici, víctima de Las Navas.
Fernando Perez Ollo.
Diario de Navarra (25-3-2011)
.......................
En el foro de actualidad del Diario de Noticias de Navarra hay un interesante debate sobre este tema. Pinchad aquí para acceder.
(En tal foro cuentan que según la carta de una hija del rey de Castilla, Sancho el Fuerte fue el cerebro de la batalla de Las Navas, ya que el rey castellano no era partidario de entrar en combate)
.........................

lunes, 2 de julio de 2012

Aguas milagrosas de Ujué.

El agua es uno de los cuatro elementos básicos de la naturaleza : Tierra. Fuego. Viento. Agua.
El agua nos limpia y purifica, calma la sed, y sobre todo es la que hace brotar las cosechas mediante la lluvia y el riego...  El agua es tan importante que es y está en la primera silaba del nombre del año en euskara: Urte. Y alrededor del agua hay infinidad de ritos.....
...................
En Ujué existe la creencia de que ciertas aguas de nuestro término municipal tienen poder para curar enfermedades.
En tierras de Uxue hubo una divinidad precristiana llamada Lacubegi. Según un conocido estudioso lacu puede significar lago y begi, ojo.
Lacubegi sería el ojo por donde se ven, o por donde afloran, las aguas del lago subterráneo universal.
Aguas subterráneas que dan vida y hacen brotar las fuentes, los ríos. Aguas subterráneas que hacen fructificar las plantas y árboles de todo el planeta…(mas información klikando aqui)


EL AGUA DE ENERO.
En Ujué había un agua que venía del cielo. Era la que se recogía en la primera lluvia de enero, serenada a la luna llena, y que era empleada para lavarse y asegurar la tersura de la cara. Las demás aguas mágicas de Ujué proceden de las entrañas de la madre tierra.

EL AGUA DE POZOS Y MANANTIALES.
En nuestra villa tenemos el pozo del aljibe, junto a la iglesia, donde solo hay que echar tantas piedricas como hijos se desean tener para que al tiempo haya descendencia segura ..
También tenemos el Buzacao, de donde brotan unas aguas muy beneficiosas para la higiene de ojos y párpados.
Y tenemos la prodigiosa fuente del Lezcairu que en San Juan, solo en San Juan, tiene el poder de curar los granos y eccemas de la piel dejándola sana, limpia y bella.

EL ALJIBE.

El aljibe es un pozo que recoge las aguas de los tejados de la iglesia y que en tiempos también recibió el agua de los desaparecidos edificios de Universidad y Castillazo de Uxue. 
Está detrás de la iglesia, en lo que era el patio de armas de la antigua fortificación. En la foto el aspecto exterior que tuvo el aljibe hasta los años ochenta.

Su interior es un depósito de enormes proporciones. Fue investigado por espeleólogos durante las recientes exploraciones arqueológicas y se comprobó que ocupa casi la mitad del subsuelo del patio y que está excavado y acondicionado dentro de la roca y que su profundidad es de unos 16 metros.

Rito para tener descendencia. 
Es conocida la  antigua costumbre de echar a este pozo tantas piedras como hijos se deseaba tener. Hay quien especificaba más y echaba un ladrillo si quería varón, o una teja si quería una niña.
Aunque hoy esta costumbre de echar piedras se tome a risa, hasta hace muy pocos años se creía firmemente en el poder del agua de este pozo.

Cuando mi padre fue sacristán el aljibe permanecía cerrado -portezuela de hierro y gran candado- por lo que fueron muchas personas las que le pidieron abrirlo para poder realizar la ceremonia de las piedricas. 
Hasta hubo matrimonios, alguno del pueblo, algún otro de fuera, que tras el rito acababan llevándose un poco de agua a casa presumiblemente para beberla en pareja y obtener fertilidad.

Mi padre solía contar, medio en serio medio en broma, que una vez llegó a la iglesia de Ujué un matrimonio muy entrado en años proveniente de un pueblico de la Valdorba… 
Ellos dos, todo humildicos y con mucho sentimiento, le contaron que se casaron hacía cincuenta y tantos años, que vinieron a Ujué en viaje de novios, que echaron las piedricas … y nada… que no tuvieron hijos. 
Mi padre, así de socarrón, les peguntó si hicieron "algo más" para tener descendencia y los pobrcos casi se echan a llorar…

EL BUZACAO
En el denominado Arrabal del Sol, bajo el edificio de las escuelas y junto al huerto que mantienen los alumnos del colegio, se encuentra la fuente del Buzacao.
Cuando se construyeron las escuelas en los años treinta, el lavadero que empleaba estas aguas quedó oculto bajo el patio del recreo.

Hasta casi el año sesenta la fuente manaba a ras de suelo y llenaba una de las dos pilas que hoy están llenas de tierra. Melidica el albañil se encargó de hacer el asca que veis en la foto.

Los de mi edad recordamos el Buzacao frecuentado por reatas y reatas de caballerías que se traían aquí para abrevar.
De niños jugueteábamos en la pila e incluso llegábamos a beber del caño no sin darnos cuenta del sabor raro que tenía el agua.


Las personas mayores solían recoger esta agua para lavarse los ojos. En caso de hinchazón, conjuntivitis, o por tener los ojos legañosos, el agua del Buzacao era mano de santo para mantener la vista libre de tales molestias.

Hoy en día, desaparecidas las caballerías y su uso como abrevadero, el agua del Buzacao sirve para otro cometido:
Con esta agua se riegan varias pequeñas huertas de la cercanía y el aspecto de la fuente es el que veis en la foto..
Siete tubos de plástico se llevan el agua, un tubo por huerta, dándole a esta fuente ese aspecto como de enfermo entubado en cuidados intensivos de un hospital.

LA FUENTE DEL LEZCAIRU Y LA NOCHE DE SAN JUAN
El agua de la fuente del Lezcairu
  sale por donde puede por diferente sitio que antaño.

Tomamos el siguiente texto del interesante libro  “Los corrales de Ujué  y la vida de antaño”:
Entre el corral de Julián Marín y el de Cantón, cerca de las mugas de Lakumulatu, Lerbetz y Rusiana, hay una fuente llamada Lezkairu, que a lo largo de generaciones se tuvo por altamente efectiva, si no milagrosa, en la cura de los granos faciales.
Cuentan los mayores, entre ellos Casto Remón Larrondo, que la gente iba a lavarse la cara antes de la salida del sol y que sus beneficiosos efectos se multiplicaban si el lavatorio se efectuaba la noche o la madrugada de San Juan, el 24 de junio.

Durante generaciones esa fuente permaneció limpia y arreglada, y su prestigio se extendía no sólo por el pueblo, sino también por los alrededores y muy especialmente entre las gentes de Murillo el Fruto, Carcastillo, Santacara y Beire.
Su fama era tal que en el Diccionario Geográfico de España de la Real Academia de la Historia del año 1802 se menciona esta fuente, diciendo que produce buenos efectos en varias enfermedades.

Con los años, por culpa de una mejor alimentación, mayor higiene y el “intrusismo” de los dermatólogos, esa fuente fue cayendo en el olvido y, definitivamente, en el abandono.
No obstante, en los años cincuenta aún era visitada.

Recogemos dos testimonios muy interesantes de visitas “médicas” a la fuente de Lezkairu, de Casto Remón el primer relato, y de su esposa Eloísa Berrade el segundo.

Toma la palabra Casto Remón
“Yo tendría unos doce años, a principios de los años treinta. Mi padre me dijo: ‘Coge la yegua y vete a Murillo a casa de (omito el nombre que aparece en el libro), la yegua sabe ir sola porque les llevamos leña y después allí recibe su ración de agua y pienso. Tienes que recoger a dos mocetas y antes del amanecer llevarlas a la fuente Lezcairu para que se laven la cara y les desaparezcan los granos’.
Efectivamente, la yegua me llevó a casa de (en el libro pone el nombre), le dimos pienso y conduje a las dos moceticas, para que recibieran en sus caritas de ángel el agua milagrosa. Ignoro si fue efectivo el tratamiento”.

Ahora es Eloísa quien cuenta lo que sigue:
“A mi hermano Feli, quien durante tantos años fue alguacil, de mocico le salían muchos granos en la cara. La noche de San Juan cogió la yegua Morica y se fue a la fuente Lezkairu a lavarse la cara antes de que saliera el sol. Había más gente con el mismo problema, todos se lavaron y retornaron a los respectivos corrales felices y esperanzados
…………………………….

Podríamos seguir hablando de los pozos que había en muchas casas del pueblo, los pozos de los campos…. las balsas, las fuentes…  de aquel fraile zahorí que dijo haber encontrado agua casi en la cima del Chuchu.....pero eso lo dejaremos para otra ocasión.

De momento quedémonos con el recuerdo del uso mágico/medicinal que se les dio a las aguas de   estos tres sitios que hemos mencionado.
...................................