martes, 24 de noviembre de 2009

Las obras actuales de restauración del conjunto monumental de Uxue son fruto de la acción reivindicativa.

Las obras actuales de restauración del conjunto monumental de Ujué (año 2009) son fruto de la acción reivindicativa.

Prolegómenos del nacimiento de la Asociación Amigos/as de Ujué- Uxuezaleak.
Desde el año 1950 se han ido realizando trabajos de restauración en el interior de la iglesia de Santa María la Real de Uxue.
En un principio se trabajó en el interior de la iglesia a fin de eliminar yesos y revoques y en la total reconstrucción de las bóvedas del románico y la recomposición interior del ábside central que se encontraba muy dañado.

En los años sesenta del siglo veinte se trabajó en dejar expedito el paseo de Ronda eliminando muros interiores del paseo, la antigua sacristía y la casa adosada a los ábisdes quedando sin abrir los arcos que dan a la zona norte o del aljibe del Castillazo.

OBRAS DE LOS AÑOS OCHENTA.
En veinte años no hubo más actuaciones. El año 81 se iniciaron las obras con la excavación arqueológica de la zona gótica del tempo tras la cual se vio que el suelo planteado para la iglesia en el siglo catorce, correspondía con el nivel encontrado en el bajo coro que estaba casi dos metros más bajo que el nivel del suelo de la zona románica.

Al final se decidió dejar el suelo de la iglesia en tres niveles: 1º el del románico, 2º el de la nave gótica cinco escalones más bajo que el románico y 3º, otros tres escalones más bajo todavía, el nivel del suelo del bajo coro.
También se tuvieron que añadir más escalones tanto para acceder a la puerta principal como a la puerta del norte.

Esta solución no gustó en Ujué pues se había eliminado el suelo de madera que daba una sensación mas cálida al interior. En cuanto a la profusión de escalones pronto se vio que eran un problema que provocaba más de un traspiés en feligreses y visitantes.


OBRAS EN EL EXTERIOR DE LA IGLESIA
Tras las obras de excavación del interior de la nave gótica se procedió al derribo los muros que cerraban los cuatro arcos de la zona norte y a la urbanización del entorno del conjunto monumental.
Las obras prosiguieron desescombrando la zona de la universidad de Carlos II y con los trabajos de sustentación de los cimientos de la zona suroeste del templo.



Luego se pavimentaron los alrededores del conjunto monumental con unos suelos donde la materia principal fueron los ruejos o cantos rodados que nunca se habían utilizado en la construcción ni del templo ni de ninguna edificación del pueblo.

Las obras concluyeron en 1988.





OPINIÓN POPULAR SOBRE LAS OBRAS REALIZADAS ENTRE 1981 Y 1988.
El desagrado que causaron estas actuaciones fue general. Al abrirse los arcos de la zona norte, quitando el muro que los cerraba, la nieve, el agua y los vientos huracanados penetraban desde el antiguo patio de armas a través del paseo de Ronda hasta dentro de la misma iglesia.
Se constató un apreciable aumento de frío y humedades y se empeoró ostensiblemente el confort antes existente.

La profusión de escaleras para solventar los tres niveles de la iglesia fue causa de que varios feligreses tuvieran caídas con fracturas.
Además la iglesia quedó despojada de un altar de época plateresca y dos de época barroca que había y no los volvieron a instalar para disgusto de muchos.

La imaginería de la portalada principal se vio sometida a la erosión tras el derribo de una terraza adyacente al atrio y de varios muros que protegían el entorno.
Hasta la puerta norte, a pesar de estar en una zona protegida por tejado, penetraba el agua, la nieve y el cierzo poniendo en peligro su imaginaría salvaguarda hasta entonces por haber estado todo ese recinto cerrado.

A causa de las actuaciones en el exterior, por las puertas norte y sur entraba agua hasta dentro de la iglesia aparte de la que se colaba por las escaleras del coro procedente de las torres.

Los trabajos de pavimentación realizados en los alrededores del monumento fueron vistos como necesarios en cuanto a la dignificación del entorno, chocante en cuanto a la profusión de cemento a la vista y desafortunados en cuanto al empleo de los cantos rodados pues este material no resulta cómodo para caminar sobre él.

La gran paradoja fue que habiéndose arreglado más de cuatro mil metros cuadrados de terreno alrededor del monumento, en el interior quedaban sin tocar zonas que estaban en un franco deterioro y amenazando ruina.
Además, y como en este articulo se ha descrito, en el interior de la iglesia todas las actuaciones de los años ochenta habían resultado fatales para el uso cotidiano del templo y los efectos no deseados eran patentes y abundantes por doquier.
Tal como había quedado el monumento era necesaria una continuación de las obras para solventar los problemas ennumerados. Pero no.
No ocurrió así.

LOS AÑOS DE OLVIDO INSTITUCIONAL.
Pasaron los años. En el exterior del edificio las enormes grietas en el muro sureste hacían temer desplomes hacia la calle desde las inmediaciones del mesón hasta las escaleras de subida al santuario.

Los tejados de la iglesia necesitados de arreglo eran motivo de múltiples goteras. La casa del sacristán una ruina de arriba a abajo.
El interior de la torre mayor estaba en un estado ruinoso por donde nadie se atrevía a transitar; el exterior de esa misma torre lleno de hierbajos y con varias almenas cayéndose sobre los tejados.
La magnifica sillería rococó del coro aparecía severamente atacada por la carcoma y mostraba varias grietas y desperfectos. Ningún responsable se acordaba de reponer los altares quitados en las obras pasadas. El facistol del coro se había retirado porque ya no se mantenía en pie esperando arreglo.

Las bóvedas de la nave gótica rezumaban humedades por varios sitios a causa del goteraje... En toda la parte visitable del monumento la imagen de dejadez era patente y el enfado de los ujuetarras era perenne y general.

Pasaron los años. Dos, tres , seis y ocho. Ocho años de quejas no oídas. Las sucesivas reclamaciones que desde el ayuntamiento se hacían no encontraban respuesta.
Se hizo famosa una lista que año tras año enviaba el ayuntamiento a la Institución Príncipe de Viana. Todo en vano. Ni de las instituciones de Navarra ni desde el Obispado se acometian las obras necesarias para frenar tanto deterioro.

El tema era motivo de conversación por doquier . El descontento era general. La gente hablaba y hablaba del abandono y en eso se quedaba: en palabras.
Los vecinos murmuraban porque por parte de la parroquia nunca se había hecho ningún trabajo de mantenimiento del tejado. Criticaban al párroco por el mal estado de las puertas de la iglesia y por el estado de los bancos y reclinatorios muy deteriorados ya.

Hubo gente que empezó a mandar cartas de opinión a la prensa. Eran los primeros balbuceos de la época reivindicativa. ( Ver recorte).


OCTUBRE DE 1996. COMIENZA LA ÉPOCA REIVINDICATIVA.
Por aquellas fechas se oían voces reivindicativas en favor del patrimonio histórico de Navarra:
- En Pamplona se protestó por derribos innecesarios en el antiguo Palacio de los Reyes también llamado de Capitanía General.
El mismo colectivo que protestó por lo anterior también abrió un rico debate sobre la utilización de los adoquines en las calles de la vieja Iruña en contraposición de las losetas que intentaban imponer desde el ayuntamiento....
-En Aralar la Cofradía de San Miguel clamaba por la dejadez que soportaba su santuario.Tenían goteras.
-Los amigos del castillo de Marcilla también reivindicaban la conservación de su patrimonio...
-Los de Fitero habían puesto en marcha su asociación en pro del antiguo monasterio.
-En Olite también había una asociación en pro de su patrimonio..
Así que tomando ejemplo de todos estos movimientos reivindicativos, en Ujué hubo alguien que se atrevió a dar un paso adelante.





REPORTAJES PERIODÍSTICOS SOBRE EL MAL ESTADO DEL CONJUNTO MONUMENTAL DE UXUE.

Era el día 18 de octubre de 1996.
Se convocó a los corresponsales de la zona de los diversos periódicos de Navarra y se les hizo recorrer todas las zonas accesibles y no accesibles al público de nuestro conjunto monumental.

Nadie salvo contadas personas del pueblo habían podido subir a la torre por lo que la mayoría de la gente desconocía su lamentable estado de abandono y podredumbre. Apenas nadie sabía de la suciedad y el hedor que allí había a causa de kilos y kilos de heces de paloma acumuladas durante años.

Tampoco nadie, salvo unos pocos, había visto las zonas bajo techo sobre el románico y antiguo hospital donde más de doscientos metros cuadrados de tejado sustentado por maderas estaba a punto de derrumbarse sobre las bóvedas de los ábsides y sobre el paseo de Ronda..

Pocos conocían el estado de la llamada casa del sacristán, llena de pucheros y baldes que intentaban recoger el agua que se colaba desde docenas y docenas de goteras hasta la mismísima sacristía.

Los periodistas quedaron impresionados. Con sus cámaras fotográficas no paraban de tomar imágenes a cual mas impactante.
Ese mismo fin de semana toda Navarra pudo ver en los reportajes que publicaron el estado de dejadez, ruina y falta de higiene que había por doquier. (ver recortes).

El hecho de que en la prensa aparecieran estos reportajes produjo un impacto muy fuerte en la opinión pública. Tanto uxuetarras como foráneos pudieron ver como se encontraban tanto las partes conocidas como las no conocidas del monumento.
Si hasta entonces la sensación de la gente era de disgusto al ver como había quedado la iglesia y de preocupación al ver las grietas de los muros exteriores, ahora la estupefacción era general al saber como se encontraban las torres, tejados y zonas a las que nadie tenía acceso y se preguntaban quién era el responsable de tanto descuido y falta de mantenimiento.


CHARLA INFORMATIVA PRO PATRIMONIO HISTÓRICO EN TAFALLA
Por aquella época Eusko Ikaskuntza celebraba el 75 aniversario de su fundación con varias charlas por las principales ciudades de Navarra.
Tenían previsto celebrar una charla en Tafalla y el tema que eligieron fue el de la conservación del patrimonio histórico-artístico invitándonos a los de Ujué a que mostráramos nuestra inquietud sobre nuestro conjunto monumental.

Mas que hablar, lo que el representante de Uxue hizo fue mostrar una amplia colección de diapositivas donde se mostraban los desperfectos existentes en todo el conjunto monumental por lo que los presentes quedaron impactados por la visión de tanta dejadez.

En el debate posterior es donde por primera vez se habló en público de la necesidad de una asociación de amigos que defendiera el patrimonio de Ujué....(ver recorte).
De momento sirva este capítulo como prolegómeno de otro u otros donde se contará el nacimiento de Uxuezaleak, la Asociación de Amigos/as de Ujué.
........................................
Como testigo de lo que aquí se ha dicho los recortes de prensa que acompañan a este articulo. Bastará con que pinchéis en ellos para leer con comodidad lo que los periodistas dijeron sobre el tema.
En el primer recorte, varias opiniones mandadas a las secciones de cartas al director de los periódicos de Navarra.
En los otros tres recortes los reportajes de prensa contando el estado de dejadez y ruina del conjunto monumental de Santa María de Uxue. Haced clik en cada recorte y podréis leerlos con comodidad.